Es frío, frío, como atún. Por eso nos mudamos, yo y caracol (que estuvo viviendo en este blog los ultimos 3 meses y no lo notaron, gracias, ella también los ama). Ahora vivimos en este blog que se llama Hay una Bomba en el Colegio.
La verdad ya nos rendimos con este cotorreo de intentar tener dinámica de blog, así que no se trata de nada en especial, solo nosotros (debe ser suficiente, siendo las encantadoras personitas que somos) intentando ser nosotros. Para que dejen de llorar porque no escribimos y cambien sus favoritos.

Robot fuera.

No, esperen, esto debería ser algo más ceremonioso. Una especie de clausura presidida por el gobernador o yo recitando un poema. Ok, entonces dejemos esto como penultimo post y les preparo algo bonito para el final, como un mega-post en el que escribimos todos los que alguna vez escribieron aquí (y despedí).

Etiquetas:

Kid Robot plasmó en Internet su estupidez un 22 de agosto de 2008 a las 1:36 a. m..

Cómo romper con tu novia en 64 faciles pasos:

Kid Robot plasmó en Internet su estupidez un 19 de mayo de 2008 a las 6:41 p. m..


"Yo no odio, soy un hombre feliz"

Kid Robot plasmó en Internet su estupidez un 7 de mayo de 2008 a las 11:37 p. m..

Me acuerdo que allá por principios del siglo XX, con los primeros brotes de tecnología y modernidad que nos brindaba la revolución industrial, el mundo nos parecía resuelto. Las distancias desaparecían con los teléfonos y los recién nacidos automóviles. La medicina parecía curarlo casi todo y en general, la ciencia y las máquinas hacían parecer que la utopía no estaba tan lejos. Ahora que a principios del siglo XXI seguimos sin máquinas personales para volar a placer o máquinas que graben tus sueños y te los manden en formato .avi a tu correo mientras duermes, debo confesar que me siento un poco decepcionado. Incluso estafado. No es para nada lo que me prometieron.
Y la verdad la gente se las sigue dando de que la ciencia lo resuelve todo, pero sigue sin haber cosas que si bien no necesarias, serían inmensamente geniales. Así que si hay algún científico entre mis lectores, movidito por el prozac, buen señor, que tiene trabajo que hacer:

Hola, somos un par de audífonos de 1917 y aunque tenemos poco que ver con el tema, somos sumamente sensuales.


1) Animales geniales genéticamente modificados: Estamos en pleno siglo XXI y aún no estoy llegando diario a la escuela montado en un perro gigante. Ni me regreso en el buho colectivo cuando se le poncha una pata a mi perro y no traemos de repuesto. Eh ¿Qué está pasando, ingenieros genéticos? ¿Qué están esperando? Mo-vi-di-tos, señores. Y ya que estamos en esto del tuning de animales: Gatitos que no crezcan, por favor. Puntos extras: Que no coman, caguen y en general, que no tengan esas necesidades básicas que nos asquean tanto.

2) Alguna forma de usar la música: Así como cuando te gusta mucho una imagen y la usas en una camiseta, pero con música. ¿Vestir la música? No se, es su problema, pero queremos una forma de transformarla en lo que sea y usarla. Y que se perciba como tal. Porque venir escuchando el Re de Café Tacuba mientras uso mi camisetita del concierto NO es suficiente. Necesito usar ese disco. Puntos extras: Conviertan a la música en una bella señorita. Conozco unas canciones de Stars que *mirada picarona*. Y si no en mamis ricas, por lo menos en gente. Mis mejores amigos de la vida serían Zenith de Telefunka y Hilli de Amiina.

3) Robots que hagan las cosas por nosotros: CASI me la creía en los cuarenta con sus caricaturas de Tom ampersand Jerry en donde viajaban a la casa del futuro y salía el robotcito a recoger los platos que tiraban los idiotas estos. Casi. Pero desde el fraude de "¡Ya podemos transmitir la voz de una persona por teléfono! ¡Lo siguiente serán personas completas, teletransportación, allá vamos!" allá por 1900, no le creo madres a la ciencia. Así que ya viene siendo hora. Si bien mis buenas ideas se me ocurren mientras lavo los trastes y los robots que lo hagan me privarían de eso, supongo que se me ocurrirían algunas mejores mientras reprogramo al robot-barre pisos para que patee negros o no se, viejitos o ¿por qué no? seamos rudos: negros viejitos. Puntos extra: Reprogramar a mis camaradas robots para establecer un nuevo orden mundial con su ayuda. Como hay un robot en cada casa, nada me cuesta pedirles de favor que disparen con todo su arsenal en cuanto su dueño piense: "Ah, extraño Vida TV... como que me empiezo a cansar de este nuevo orden mundial en donde nadamás se ve Discovery Channel y Animal Planet en la..." ¡BANG BANG BANG! ¡BOOM!

They see me rollin', they hatin'

Bonus) Entrevisté a un par de amiguitos por msn para que me dijeran qué creían que ya viene necesitando el mundo, esto es lo más rescatable: Capsulas para guardar cosas grandes (como en Dragon Ball), animales de otros planetas como mascotas, gente de otros planetas como mascotas, lentes que te digan el status de las personas (cosas como HP, MP, special skills, fun facts, etc.). Bajar a las nubes y traerlas de un hilito, como globos. Peleas de mini-dinosaurios.

Si se les ocurren algunos más, ya saben, mis hijos, los comments abiertos para ustedes.

Kid Robot plasmó en Internet su estupidez un 2 de mayo de 2008 a las 11:47 p. m..